¿Eres nuevo en el mundo de los RRHH? ¡Llegaste al lugar indicado! ¿Ya tienes experiencia y te interesa conocer cómo mejorar un proceso de reclutamiento y selección de personal con IA? También estás en el lugar correcto. 

En esta guía, te presentamos una visión completa sobre el reclutamiento y la selección de personal en RRHH, destacando sus diferencias, etapas y, lo más importante, cómo potenciar estos procesos con la ayuda de la inteligencia artificial.

Newly Launched

¿Qué es el proceso de reclutamiento y selección de personal?

Vamos a ponernos todos en la misma página: ¿qué entendemos por reclutamiento y selección de personal? En términos generales, es el proceso por el cual las organizaciones buscan, eligen e incorporan al talento idóneo para ocupar las vacantes.

Aunque a menudo se usan de manera intercambiable, los términos “reclutamiento” y “selección” no son sinónimos; sino que representan dos etapas consecutivas y distintas del proceso de contratación.

El reclutamiento precede a la selección de personal y es esencial entender cada una de las etapas por separado para garantizar la captación y la contratación final de talento.

Reclutamiento

El reclutamiento es la primera etapa del proceso y consiste en buscar, atraer e identificar candidatos que podrían encajar con la oferta de trabajo y la cultura de la empresa

Este proceso comienza con la identificación de los requisitos del rol y culmina con la presentación de candidatos potenciales. La misión de los profesionales de RRHH en esta etapa es convocar a la mayor cantidad posible de talentos que encajen con los requisitos del puesto.

Algunas de las actividades a realizar en esta etapa incluyen:

  • Análisis de requisitos laborales: Evaluar y definir las necesidades del puesto y la cantidad de personas a incorporar.
  • Redacción de la oferta de trabajo: Crear una oferta de trabajo irresistible, que llame la atención del talento calificado.
  • Publicidad de la vacante: Difundir la oferta a través de diversos canales como portales de empleo, redes sociales, plataformas de marketplace, etc.
  • Atracción de candidatos: Motivar a los posibles candidatos a postularse para el puesto.
  • Gestión de respuestas: Recibir y gestionar las solicitudes de los interesados.
  • Escrutinio inicial: Revisar las solicitudes y seleccionar a aquellos que cumplan con los requisitos básicos.

Selección de personal

La selección de personal es la etapa siguiente al reclutamiento y tiene como objetivo elegir al candidato más adecuado entre los aspirantes. 

Este proceso es más costoso y lleva más tiempo que el reclutamiento. ¿Por qué?

Porque en la primera etapa se trata de encontrar muchos candidatos que cumplan con los requisitos básicos de la oferta, mientras que en la segunda, hay que elegir al mejor profesional que cubra las necesidades del rol y que, además, encaje con la cultura de la organización.

Este proceso concluye con la contratación del profesional más preparado para cumplir con las exigencias del rol.

Las actividades principales en la selección incluyen:

  • Cribado y preselección: Filtrar las solicitudes ya sea a través de un cribado de CV, de un cribado telefónico o bien, de un challenge y descartar a aquellos candidatos que no cumplen con los requisitos esenciales.
  • Pruebas y evaluaciones: Realizar pruebas técnicas, de aptitud, de personalidad, y otros exámenes necesarios para evaluar las competencias de los candidatos.
  • Entrevistas: Llevar a cabo entrevistas para conocer mejor a los candidatos y evaluar su idoneidad para el puesto.
  • Verificación de referencias: Contactar a referencias para confirmar la experiencia y habilidades de los candidatos preseleccionados.
  • Evaluación final: Seleccionar al candidato más adecuado para el puesto, basándose en todos los datos recopilados durante el proceso.

graduate students

¿Por qué es importante planificar el reclutamiento y la selección de personal?

Un buen reclutamiento y proceso de selección de personal puede marcar una verdadera diferencia en el crecimiento de una empresa. Planificar estos procesos implica trazar estrategias para definir qué roles necesitará la organización en el corto, mediano y largo plazo para alcanzar los objetivos de negocio.

A su vez, planificar permite hacer frente de la mejor manera posible al desafío de la escasez de talento calificado a nivel global, lo que es una realidad en el contexto actual.

Por lo tanto, esta estrategia se traduce directamente en una mejora de la productividad, rentabilidad y competitividad. ¿De qué manera? Veamos esto en detalle:

Estrategia de recursos humanos

El equipamiento y la infraestructura son factores importantes, pero el verdadero diferenciador de una empresa son sus recursos humanos. Es decir, el activo más importante que tiene una empresa son las personas que la integran (también se suele llamar Capital humano). 

Por eso, reclutar y seleccionar al personal idóneo son tareas esenciales para mantener la competitividad de la organización. Aunque se puedan automatizar procesos y robotizar la producción, los recursos humanos capacitados siguen siendo claves para el éxito de una empresa. 

Influencia en el clima laboral

Un proceso de selección deficiente puede resultar en la incorporación de personas que no se adapten bien al puesto, afectando negativamente el ambiente laboral. A su vez, contar con procesos de reclutamiento y de selección de personal transparentes, ya sean internos o externos, mejora el clima laboral y la motivación de los empleados.

Costos de formación y capacitación

Contratar a personas que no se ajustan bien al perfil del puesto no solo desperdicia tiempo, sino que también puede incrementar los costos de formación y capacitación al tener curvas de aprendizaje demasiado largas. 

Es fundamental conocer bien las necesidades del puesto para definir las competencias necesarias y evitar estos gastos adicionales. Esto parece una obviedad pero no lo es: muchos procesos fracasan porque no están bien definidos los requisitos iniciales para comenzar a reclutar.

Construcción de marca empleadora

El proceso de selección también puede ser una oportunidad para construir una marca de empleador sólida. Cuando una empresa contrata, los candidatos investigan sobre ella: tener una presencia en línea positiva puede crear una buena primera impresión. 

Además, sabemos que hoy el talento capacitado elige dónde quiere trabajar. Una buena presencia en línea de la empresa les permitirá evaluar a los candidatos si la consideran como un posible empleador o no.

Estrategia correcta de difusión

Un proceso de selección bien planificado brinda tiempo para identificar los métodos más efectivos para conectar con perfiles calificados. Es importante evaluar los diversos canales de difusión de vacantes según el tipo de rol que se busca: plataformas de empleo, marketplaces, bolsas de trabajo, encuentros profesionales, seminarios y redes sociales.

Velocidad de la contratación

Un proceso de selección bien diseñado permite llenar vacantes rápidamente, minimizando la interrupción en la producción o en los servicios debido a la falta de personal.

Reducción de sesgos

Planificar estratégicamente el reclutamiento ayuda a disminuir los sesgos que pueden surgir de factores como género, etnia, edad, orientación sexual, antecedentes educativos o aspecto. 

Al estandarizar los procesos de selección, utilizar criterios claros y herramientas objetivas para evaluar a los candidatos, como plataformas automatizadas o inteligencia artificial, se eliminan los prejuicios humanos que causan los sesgos (tengamos en cuenta que pueden ser prejuicos inconscientes). De esta manera, se puede enfocar el proceso únicamente en las habilidades y competencias relevantes de la persona.

La planificación también incluye mecanismos de evaluación continua y retroalimentación, lo que permite identificar y corregir posibles sesgos a lo largo del proceso. 

Al implementar estas estrategias, las organizaciones no solo mejoran la equidad en sus procesos de selección, sino que también aseguran que las mejores personas sean seleccionadas para los roles.

Ahora que tenemos en claro la importancia de planificar estos procesos, conozcamos en detalle cómo son las etapas del proceso de reclutamiento y luego, cómo son las etapas del proceso de selección de personal.

pimentel+students+3

Etapas del proceso de reclutamiento

El proceso de reclutamiento es fundamental para atraer a los mejores talentos a una empresa. Veamos en detalle cuáles son sus etapas:

  1. Relevar los requisitos de la posición

Antes de redactar la oferta, hay que tener claridad sobre qué posición se necesita cubrir y cuál es el perfil que mejor se adapta a ella. Como ya hemos dicho, suena evidente, pero no siempre hay claridad en el punto de partida y esto trae muchas complicaciones en el proceso posterior.

Tener claridad sobre el rol incluye definir las tareas específicas que deberá realizar la persona, qué objetivos que se espera que cumpla y qué responsabilidades tendrá. También es importante detallar los beneficios, condiciones de contratación y la modalidad de trabajo. 

En cuanto al perfil, es necesario determinar las habilidades técnicas esenciales, qué tecnologías debe dominar el candidato, cuáles son excluyentes y cuáles son un plus. Además, se debe considerar el dominio de idiomas y las habilidades blandas necesarias, así como la experiencia laboral requerida en áreas específicas.

  1. Escribir la oferta de trabajo

Ahora bien, con los requisitos claros es momento de redactar la oferta de trabajo. Una job description bien escrita capta la atención de candidatos cualificados y competitivos en un mercado laboral que está saturado.

Los candidatos potenciales suelen escanear rápidamente las ofertas. Por eso, una descripción clara y concisa, que destaque las responsabilidades del puesto, los requisitos esenciales y los beneficios de trabajar en la empresa, aumenta la probabilidad de atraer a los mejores talentos y desalienta a aquellos que no cumplen con los criterios específicos del puesto.

Además, una oferta atractiva transmite profesionalismo y seriedad por parte de la empresa, lo cual puede influir positivamente en la percepción de los candidatos sobre la organización.

  1. Publicar la oferta de trabajo

La oferta de trabajo puede ser publicada en diversos portales de empleo, redes sociales y plataformas especializadas en el sector correspondiente. Esto dependerá del perfil que se esté buscando y del presupuesto con el que se cuente para el reclutamiento, ya que los costos de las plataformas son muy diversos.

Utilizar portales especializados puede ser muy útil. Por ejemplo, Talently Hire se especializa en búsqueda de talento IT y ofrece asistencia de Inteligencia Artificial para crear la oferta de trabajo y, posteriormente, para encontrar al candidato que mejor se ajusta a esos requisitos.

  1. Difundir la vacante

Una vez publicada, es importante potenciar el alcance de esa vacante. Se suele aprovechar el networking en plataformas como LinkedIn para ampliar el alcance de la oferta o bien, utilizar estrategias clásicas, como la difusión entre pares o el “boca en boca”.

  1. Gestionar las respuestas y preseleccionar

Una vez publicada la vacante, se tendrán que gestionar las respuestas de manera eficiente. Hay que tener en cuenta que el número de postulantes puede variar de cero a miles, dependiendo del lugar donde se publicó, del tipo de trabajo e industria y del éxito de la estrategia general.

Si bien la selección es un paso del proceso siguiente (selección de personal), en este momento se realiza una preselección, en la que se filtran los candidatos que cumplen con los requisitos básicos. Este es uno de los pasos más engorrosos del proceso, por eso, aquí entran en juego las integraciones tecnológicas que ayudan a simplificar la tarea.

Por ejemplo, utilizar un ATS (Applicant Tracking System) puede optimizar esta etapa, ya que permite filtrar y clasificar a los candidatos de acuerdo con criterios predefinidos, como palabras clave relacionadas con habilidades específicas, experiencia laboral o nivel educativo.

Además, plataformas avanzadas como Talently Hire pueden automatizar aún más la búsqueda y preselección, utilizando algoritmos de afinidad que identifican el ajuste ideal entre candidatos y la empresa.

Etapas del proceso de selección de personal

El proceso de selección es la fase crítica donde se evalúa y se elige al candidato más adecuado para el puesto. Las siguientes son las etapas más frecuentes de este proceso:

  1. Seleccionar a los potenciales candidatos

Luego de la preselección durante el reclutamiento, se realiza una revisión más detallada de las solicitudes recibidas. Este paso implica filtrar los CVs para identificar a los candidatos que cumplen con los requisitos esenciales y pueden avanzar a la siguiente etapa. 

Además de la revisión manual de los CVs, se puede llevar a cabo un cribado telefónico para verificar la información proporcionada. En esta etapa, se descartan aquellos candidatos que no cumplen con los criterios establecidos, asegurando que solo los más adecuados continúen en el proceso.

  1. Realizar pruebas, test o evaluaciones 

Las pruebas y evaluaciones permiten medir las competencias y habilidades de los candidatos. Dependiendo de la vacante, se pueden administrar diferentes tipos de pruebas, como:

  • Prueba de habilidad: Evalúa la capacidad de un individuo para realizar tareas específicas relacionadas con el trabajo.
  • Prueba de aptitud: Determina el potencial del candidato para aprender y desarrollarse en un área específica.
  • Test de personalidad: Mide la motivación y cómo el candidato se desempeñaría en un entorno de trabajo particular.
  • Prueba técnica: Incluye desafíos y entrevistas técnicas para evaluar habilidades específicas, especialmente en roles tecnológicos.
  1. Entrevistar a los candidatos

Las entrevistas son fundamentales para evaluar la idoneidad de los candidatos y su ajuste a la cultura de la empresa. A través de las entrevistas, se conoce mejor a los candidatos y se puede evaluar su fluidez verbal, sociabilidad y adecuación al puesto. Además, permiten hacer repreguntas a partir de la información proporcionada por el postulante.

Existen diferentes tipos de entrevistas:

  • Uno a uno: Involucra solo al entrevistador y al candidato.
  • Secuencial: Serie de entrevistas con diferentes entrevistadores para una evaluación integral.
  • Grupal: Involucra a dos o más entrevistadores, proporcionando una evaluación más formal y completa. Cada tipo de entrevista tiene su propósito y aporta diferentes perspectivas sobre el candidato.

Con frecuencia, primero se realiza una entrevista con el profesional de RRHH. En el caso de avanzar con el proceso y con las pruebas técnicas, luego se realizan otras entrevistas con diferentes actores, como las personas a cargo de las áreas o el/la CEO.

  1. Verificar las referencias

Esta etapa es opcional y depende del tipo de profesional que se busca. Contactar a las referencias permite confirmar la experiencia y habilidades del candidato a través de personas que han trabajado previamente con él. 

Esto proporciona información adicional y valida los datos presentados en el CV, ayudando a prever el potencial éxito del candidato en la organización.

  1. Evaluar y tomar una decisión

Finalmente, con toda la información recopilada de las entrevistas, pruebas y referencias, se evalúa a los candidatos para tomar una decisión final. Se selecciona al candidato que no solo cumple con los requisitos del puesto, sino que también muestra potencial para crecer y contribuir a largo plazo en la organización..

  1. Contratar a la persona

Una vez tomada la decisión, se presenta una oferta al candidato seleccionado. Si el candidato acepta la oferta, se procede a la redacción y firma del contrato. El proceso de selección se completa cuando todas las partes han firmado el contrato de trabajo, formalizando así la incorporación del nuevo empleado a la organización.

LeadershipHabit1 SocialNetwork

Reclutamiento y selección de personal potenciados por IA

Tradicionalmente, el proceso de selección y contratación implicaba la gestión manual de grandes volúmenes de documentos, lo que era muy engorroso y costoso. Hoy en día, gracias a las herramientas digitales y las redes sociales, la evaluación de los candidatos se volvió más rápida y eficiente, dando lugar a lo que se conoce como E-Recruitment. 

Con la incorporación de la IA este proceso alcanzó un nuevo nivel de automatización, precisión y eficiencia. ¿Cómo la IA mejora el proceso de reclutamiento y selección de personal? ¡Veamos algunos ejemplos!

Automatizar tareas tediosas

La función principal de la IA en el reclutamiento es automatizar tareas tediosas y repetitivas, permitiendo a los reclutadores centrarse en actividades más estratégicas. La IA puede llevar a cabo una amplia variedad de tareas: la publicación automática de ofertas de trabajo, la filtración de CV según variables específicas, la asignación de citas para pruebas y entrevistas, etc. 

Esta tecnología incrementa la eficiencia del proceso, permitiendo filtrar candidatos más rápido y llegando al perfil adecuado en menos tiempo gracias a filtros avanzados y búsquedas precisas. Además, la IA puede descubrir aspectos de los candidatos que podrían pasar desapercibidos en una revisión manual. 

IA en la publicación de ofertas

La publicación de ofertas de trabajo puede ser gestionada eficazmente por la IA. Esta tecnología puede redactar descripciones detalladas en segundos y publicar las ofertas en múltiples portales relevantes. 

Este proceso, conocido como multiposting, agiliza significativamente el reclutamiento desde el principio. Sin embargo, es aconsejable supervisar los textos generados por la IA para asegurar que se alineen con el estilo y los estándares de la empresa, minimizando fallos o incoherencias.

Lectura e interpretación de CVs con IA

La lectura e interpretación de CVs es una de las tareas más intensas del proceso de reclutamiento y selección del personal. La automatización mediante IA ha mejorado mucho esta tarea. 

Tradicionalmente, los sistemas automatizados buscaban términos o palabras clave para filtrar los currículos. Con los avances en el procesamiento del lenguaje natural, las IA actuales pueden entender y analizar los CVs de manera más sofisticada, proporcionando resultados más precisos y relevantes.

banner blog ai

Talently: revolucionando el proceso de reclutamiento y selección de personal con IA

En Talently, logramos que los procesos de reclutamiento y selección de talento IT sean más rápidos y eficientes gracias a la integración de la inteligencia artificial.

¿Cómo lo hacemos? Utilizamos un sofisticado algoritmo de afinidad que identifica el ajuste ideal entre los candidatos y la empresa, considerando una variedad de factores para maximizar la compatibilidad.

Nuestras recomendaciones de potenciales candidatos son impulsadas por inteligencia artificial, lo que permite una selección precisa basada en análisis detallados y datos concretos.

Además, integramos la IA a la redacción de las ofertas de empleo, facilitando y agilizando la tarea de completar los requisitos.

Con Talently, accedes a:

  • Más de 70.000 talentos tech de Latinoamérica con habilidades pre-evaluadas 
  • Recomendaciones impulsadas por IA
  • Asesoría de expertos en reclutamiento tech

Estás a un paso de conectar con tu próximo developer. ¡Prueba gratis Talently Hire!