¿Sabías que un bajo fit cultural entre los candidatos y la cultura organizacional puede causar hasta el 50% de la rotación? Así es. Sucede que el fit cultural no es un “extra” que se suma a los requerimientos técnicos, sino un aspecto igual de importante para garantizar la satisftacción de los empleados y el correcto desempeño de su rol.

Es fundamental entender que el fit cultural va más allá de compartir valores: se trata de construir un entorno donde todos puedan prosperar y sentirse cómodos. Incorporar un test de fit cultural en las primeras etapas del proceso de selección de personal es un must para los reclutadores y profesionales de RRHH como tú. Sin embargo, hay algo importante que aclarar: un fit cultural mal entendido puede derivar en sesgos discriminatorios. 

Por eso, en este artículo, explicaremos cómo diseñar una estrategia efectiva para evaluar el fit cultural del talento tech evitando sesgos, y veremos qué preguntas clave que puedes hacer a tu candidato en una entrevista.

Talk to Us istock 1800

La importancia del fit cultural para el sector tech

A todas las personas nos gusta trabajar en sitios en los que podemos crecer profesionalmente pero también sentirnos cómodas con el entorno, la cultura y el equipo. Está demostrado que una cultura positiva y un buen clima laboral benefician tanto a empleados como a la organización misma. 

En un entorno tan competitivo como el sector tech, un buen encaje entre la cultura de la empresa y las expectativas y personalidad de los empleados, ayuda a retener a los grandes talentos, a mejorar la satisfacción y a comprometerse con los valores de la empresa y con el éxito del equipo. 

Sin embargo, muchas veces los departamentos de RRHH se centran únicamente en los requisitos técnicos al momento de hacer un proceso de selección, sin considerar el fit cultural. Esto puede llevar a que candidatos con excelente formación enfrenten dificultades para encajar perfectamente en el puesto. A largo plazo, esto puede redundar en tasas altas de rotación de personal y en un golpe anímico para el empleado recién ingresado.

Beneficios de un buen fit cultural en la cultura organizacional

Aumenta la satisfacción laboral 

Cuando los empleados comparten los valores y creencias de la empresa, se sienten más cómodos y satisfechos en su entorno de trabajo. Esto lleva a un mayor bienestar y una menor rotación de personal.

Mejora del rendimiento

Un buen fit cultural facilita la colaboración y la comunicación efectiva entre los equipos. Los empleados que comparten una visión común trabajan más entusiasmados, de manera más eficiente y alcanzan mejores resultados.

Fideliza al talento 

Los empleados que se sienten alineados con la cultura de la empresa tienen una mayor probabilidad de permanecer a largo plazo, lo que mejora el sentimiento de pertenencia y reduce los costos asociados con la contratación y formación de nuevos empleados.

Fomenta la diversidad y la innovación

Una cultura organizacional que promueva el respeto a la diversidad permite que los empleados se sientan seguros para expresar sus ideas, posturas y asumir riesgos. Esto potencia la creatividad, los puntos de vista múltiples, el pensamiento “fuera de la caja” y la  innovación dentro de la empresa.

Potencia el trabajo en equipo

Cuando los empleados comparten una cultura común, es más probable que trabajen bien juntos, apoyándose mutuamente y colaborando de manera efectiva. También, ayuda a reducir los malentendidos y los conflictos internos, creando un mejor ambiente de trabajo.

Group 69 2

El test de fit cultural: una herramienta esencial para reclutadores tech

Insistimos con esta idea: evaluar el fit cultural, a la par que los aspectos técnicos de un candidato, es clave para el éxito de cualquier proceso de contratación y para sostener al talento a largo plazo.

Esto es especialmente importante en el ámbito tecnológico, donde las dinámicas de equipo y la adaptabilidad a un entorno de rápida evolución están a la orden del día.  

Además, en el sector IT, los reclutadores suelen centrarse demasiado en los aspectos técnicos y en el dominio de herramientas y frameworks porque son criterios más fáciles de evaluar de manera objetiva y rápida en comparación con el encaje cultural, que requiere una evaluación más profunda de la personalidad y los valores del candidato. 

Por eso, hacer un test de fit cultural durante el proceso de selección se convierte en una herramienta clave para asegurarse de que ambas partes -empresa y candidato- serán beneficiadas con la incorporación.

Fit cultural no tiene que ser sinónimo de sesgo discriminatorio

Ahora bien, es importante no confundir el fit cultural con la contratación de personas idénticas. Aunque se ha discutido mucho sobre cómo la adecuación cultural puede llevar a la discriminación y la falta de diversidad, la contratación basada en el fit cultural no significa contratar a personas que sean todas iguales. Los valores y atributos que componen una cultura organizacional deben reflejarse en una fuerza laboral diversa. 

La falta de diversidad, además de ser un posicionamiento ético cuestionable, reduce las miradas, empobrece el pensamiento colectivo y achica la posibilidad de ver riesgos. La diversidad siempre tiene un impacto positivo en las personas y constituye oportunidades de aprendizaje humano. 

Por lo tanto, una herramienta eficiente para evaluar el fit cultural no debe confundirse con un patrón hegemónico que discrimine por edad, rasgos, orientación sexual, identidad de género, orientación política, etc.

Quédate con esta idea: No existen culturas organizacionales buenas o malas ni candidatos buenos o malos; lo que existen son ajustes adecuados o inadecuados. 

recruitment companies abu dhabi Body 20 12 22

Cómo diseñar un test efectivo para evaluar el fit cultural

  1. Define la cultura organizacional tal como es ahora

Antes de comenzar a medir la adecuación cultural de los candidatos, necesitarás definir claramente cómo es la cultura de la empresa: sus valores, metas y prácticas. 

El proceso de definición de la cultura organizacional puede variar, desde trabajar con consultores externos hasta realizar discusiones internas y focus group. El resultado puede ser una lista de normas culturales que sintetizan y guían las interacciones dentro del equipo.

Es fundamental que logren definir cómo es la cultura realmente en el presente, más allá de lo que se aspire lograr como meta en un futuro. Imagínala como una fotografía o una radiografía actual de la organización.

Todas las personas involucradas en el proceso de reclutamiento y selección deben identificar y compartir las características de esta cultura para mantener la coherencia y lograr encontrar al candidato ideal.

Ejemplos de cultura organizacional y fit cultural

Si estás reclutando para una Startup cuya cultura valora los desafíos, el cumplimiento de metas y la adaptabilidad, buscarás candidatos que se sientan cómodos con los cambios vertiginosos, que muestren competitividad y que se sientan motivados por superar obstáculos. Esto indicaría un buen ajuste cultural para ese entorno dinámico.

Por otro lado, si la cultura de la empresa está orientada a la consistencia, la tradición y a las formas establecidas de hacer las cosas, buscarás personas que prefieran espacios de trabajo con procedimientos claros y jerarquías definidas y que prioricen la estabilidad como un valor.

Existen muchos tipos de culturas organizacionales. GetOnBoard identifica siete perfiles de cultura empresarial y describe qué tipo de candidatos se desempeñan mejor en cada uno. Puedes consultar los detalles en esta nota.

  1. Involucra a los equipos en la evaluación

Involucrar a los miembros del equipo en el proceso de selección no solo enriquece la evaluación, sino que también fomenta un sentido de comunidad y pertenencia entre los empleados actuales. 

Es una buena práctica que todos los equipos y perfiles relevantes, como gerentes de ingeniería o de producto, estén de acuerdo sobre las cualidades buscadas en los candidatos y hasta participen de alguna instancia evaluatoria. 

Esto asegura una evaluación más integral y precisa del fit cultural, especialmente en entornos tecnológicos donde la colaboración y la adaptabilidad son fundamentales.

3. Realiza el test de fit cultural: preguntas claves

¡Bien! Llegó el momento de la entrevista donde realizarás el test de fit cultural. 

Prepara una entrevista semiestructurada que te permita replicar las mismas preguntas a todos los candidatos. Esto te ayudará a garantizar la comparabilidad y la coherencia, incluso si la conversación termina siendo diferente con cada postulante. 

Preguntas estándar: rompiendo el hielo

Puedes comenzar con las típicas preguntas que se encuentran en las guías para entrevistas y que son conocidas por la mayoría de los candidatos. 

Este tipo de preguntas sirven para iniciar la conversación y hacer que los candidatos estén cómodos, aunque aportan poca información sobre el fit cultural.

Ejemplos de preguntas estándar:

  • ¿Qué sabes de nuestra empresa?
  • ¿Dónde te gustaría estar profesionalmente en 5 años?
  • Cuéntame sobre ti. 

Preguntas interactivas: más allá de la superficie

Las preguntas interactivas te permiten ir más allá de la superficie y conocer al candidato en profundidad. Estas preguntas buscan iniciar una conversación fluida, donde el candidato se exprese con naturalidad.

Ejemplos de preguntas interactivas:

  • ¿Cómo describes tu estilo de trabajo? ¿Prefieres trabajar en solitario o en equipo?
  • ¿Qué aspecto del trabajo en equipo valoras más y por qué?
  • ¿Hay algún aspecto del trabajo en equipo que no te guste y cómo lo manejas?
  • ¿Qué te motiva diariamente en tu trabajo en tecnología?
  • ¿Qué aspectos te gustan de tus colegas actuales en entornos de desarrollo de software?
  • ¿Cuáles son tus expectativas para este rol?
  • ¿Cómo imaginas que será un día normal de trabajo en la empresa?
  • ¿Cómo describirías a un buen jefe?
  • ¿Cómo describirías a un buen compañero de trabajo?

Preguntas no convencionales: buscando la esencia

Las preguntas no convencionales son aquellas que toman por sorpresa a la persona y la invitan a abrirse un poco más, mostrando su lado más humano y auténtico.

Ejemplos de preguntas no convencionales:

  • ¿Cuál es tu mayor debilidad y cómo estás trabajando para superarla?
  • ¿Qué te hace sentir incómodo en una entrevista de trabajo?
  • ¿Cómo te describirías en tres palabras?
  • Si pudieras tener cualquier superpoder relacionado con la tecnología, ¿cuál sería y por qué?
  • ¿Qué pasatiempos o actividades te apasionan fuera del ámbito laboral?
  • Cuéntame sobre un error reciente que hayas cometido en un proyecto tecnológico y cómo lo manejaste.

Recuerda que el objetivo no es incomodar al candidato, sino brindarle un espacio para que se exprese con naturalidad. Estas preguntas te ayudarán a evaluar si su personalidad, valores y motivaciones se alinean con la cultura de tu empresa.

4. Mantén una actitud receptiva ante todas las preguntas

Para ser transparente desde el principio, prepárate para abordar cualquier consulta que el candidato pueda tener sobre la cultura, misión, visión y valores fundamentales de la empresa. Así como tú buscas a la persona adecuada para tu cultura, el candidato también busca una cultura empresarial que se ajuste a sus expectativas.

Los candidatos interesados pueden preguntar sobre la misión de tu empresa y otra información pública, mostrando un interés genuino más allá del puesto específico. Permitir que los candidatos hagan preguntas no solo les ayuda a ellos, sino que también te proporciona una mejor comprensión de su interés y adecuación cultural.

5. Añade métodos adicionales

Evalúa si necesitas sumar más herramientas para medir el fit cultural del candidato. Una opción es implementar dinámicas de grupo que permitan observar cómo el candidato interactúa con futuros colegas en un entorno similar al del lugar de trabajo. 

También es útil solicitar referencias laborales para conocer cómo el candidato se integró en culturas laborales anteriores. Estos métodos adicionales te ofrecerán una visión más completa de cómo es la persona y si puede resultar un match provechoso para ambas partes.

Más preguntas claves para evaluar fit cultural

En el apartado anterior, vimos ejemplos de preguntas estándar, interactivas y no convencionales para evaluar fit cultural en una entrevista tech. 

¿Necesitás más ideas? Aquí te dejamos otras preguntas claves que puedes usar para tu test.

  1. ¿Qué te gustaba más y qué te gustaba menos de tu trabajo anterior?
  2. ¿Qué te gustaba más y qué te gustaba menos de la cultura de tu trabajo anterior?
  3. ¿Cómo se benefician tus compañeros de trabajar contigo en lugar de con otros compañeros?
  4. Cuéntanos alguna ocasión en la que comprender el punto de vista de otra persona te haya ayudado a resolver un problema.
  5. ¿Qué opinas de lo que ves desde afuera de nuestra cultura y valores? ¿Qué mejorarías?
  6. ¿Cuál es tu trabajo ideal?
  7. ¿Por qué quieres trabajar con nosotros?
  8. ¿Has trabajado en alguna empresa donde no te gustara la cultura empresarial? Cuéntanos tu experiencia.
    ¿Cómo reaccionas cuando te equivocas? ¿Cómo manejas la situación?
  9. ¿Podrías compartir qué valoras de tu último Manager/team member?
  10. ¿Cómo describes tu estilo de trabajo? 
  11. ¿Qué tipo de cultura de empresa te motiva e inspira a dar lo mejor de ti?

Cómo usar los resultados del test de fit cultural para decisiones de contratación

Si realizaste las mismas preguntas a todos los candidatos, utiliza los resultados del test para tomar decisiones informadas sobre la adecuación de los candidatos. Esto ayudará a superar las simples intuiciones y a prevenir errores costosos. Puedes plasmarlos en tablas con valoraciones del 1 al 5 y ponderar las preguntas que consideres más relevantes.

Es importante recordar que ningún candidato será perfecto y cada uno tendrá sus propias áreas de mejora. Sin embargo, tendrás que buscar la mayor coincidencia posible en términos de motivación para el trabajo en equipo, valores y principios compartidos, además de las cualificaciones requeridas.

banner blog ai 1

Con Talently, resuelve el sourcing de candidatos con buen fit cultural

En Talently, entendemos que la adecuación cultural es fundamental para construir equipos sólidos y eficientes en el sector tech. Nuestro enfoque va más allá de simplemente emparejar habilidades técnicas; nos esforzamos por conectar a los candidatos con empresas donde puedan no solo sobresalir profesionalmente, sino también integrarse perfectamente en la cultura organizacional.

¿Cuál es nuestro fuerte? Nos especializamos en resolver uno de los aspectos más desafiantes del reclutamiento: el sourcing de talento IT.

Utilizamos inteligencia artificial para conectar talento IT verificado con empresas que buscan no solo habilidades técnicas, sino también un ajuste cultural perfecto. Nuestro enfoque incluye la validación previa de habilidades técnicas a través de pruebas, lo que agiliza el proceso de selección y permite a las empresas centrarse en decisiones estratégicas más que en la búsqueda activa de candidatos.

¿Quieres conocernos? Regístrate gratis en Talently Hire y resuelve para siempre el sourcing de candidatos tech.